La oficina Parroquial y la Ira

El ambiente de la oficina parroquial, generalmente cómodo y agradable, puede llegar a pasar momentos verdaderamente tormentosos y contribuir así a la amargura de quienes laboran o pasan por ella.

Esto sucede sobretodo cuando las personas que acuden a solicitar un sacramento, una misa o algún documento se encuentran con que hay requisitos que cumplir (“trabas” dicen unos), qué hacer cuando algún solicitante se pone agresivo o sube el tono de su voz irrespetuosamente o usa lenguaje grosero, ponernos a su nivel (porque de que puedo puedo) no sirve de nada, las personas suelen alterarse mas todavía y pueden salir lastimadas en su delicada, delicadísima fe. ¡Dios mío dame paciencia! Es una exclamación interior muy acostumbrada por mí y por la secretaria de la oficina parroquial, ya que ambos pasamos ratos insufribles con aquellas personas poco razonables que quieren conseguir algo a toda costa e inmediatamente…así que mucha “caparazón” para que todo resbale, serenidad interior, bastantes dosis de glucosa y un esfuerzo sobrehumano para sonreír a tiempo y a destiempo…pero bueno, Dios ayuda siempre.

Lo que yo quisiera hacer comprender a todo el mundo es que la Iglesia NO ES UNA AGENCIA DE SERVICIOS, sino una COMUNIDAD DE FE, si usted vive su “fe católica” solicitando servicios y eventos de ocasión pues entonces encontrará insoportables los REQUISITOS, en cambio si usted vive su pertenencia a la Iglesia como algo propio, como piedra viva de un edificio espiritual, entonces usted encontrará que dichos REQUISITOS son poca cosa con respecto a la GRACIA que va a recibir…así que queridísimos amigos no vivan su fe ocasionalmente, vívanla SIEMPRE…y si usted se ha encontrado en la oficina parroquial y ha experimentado la tormenta al toparse con una secretaria de nariz arrugada y un sacerdote de carácter agrio y malhumorado, y se ha ido de allí sin protestar y sin decir nada, GRACIAS POR SU INMENSA CARIDAD. Saludos y que Dios los bendiga, que Jesús Resucitado nos haga sonreír y ser amables en medio de las tormentas humanas de todos los días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s