La Fuerza de la Fe

anyo_de_la_feSon muchas las personas que afirman que su fe les ha ayudado a superar alguna crisis, que gracias a ella han encontrado una mejor forma de enfrentar las realidades difíciles por las que a veces atraviesa la vida, estos testimonios de personas creyentes suelen sorprender y maravillar a los demás aunque pocas veces consiguen que otros los imiten; también están aquellas personas que aseguran que la fe los ha transformado, son personas cuyo comportamiento, generalmente optimista y altruista aporta un nuevo sentido a la humanidad, en ellos brilla claramente lo mejor de lo que los humanos podemos ser, este tipo de testimonio suele arrastrar algunos seguidores pero en un número poco significativo, nada si lo comparamos con la cantidad de seguidores que tienen los líderes religiosos radicales, o los políticos revolucionarios o las estrellas del espectáculo.

Aunque siempre es más fácil tener un ídolo que una persona a quien imitar en sus virtudes, también es cierto que muchos permanecen ajenos a la fuerza de la fe porque comprenden mal su forma de trabajar, ya que a veces se acercan a ella con una expectativa equivocada, pensando que la fe es una especie de magia por la cual las cosas funcionan sin problema. Trataré de describir tres puntos acerca de la fuerza y el poder de la fe, que no debemos pasar por alto si queremos entrar seriamente por este camino.

1. La fe de la que hablamos es fe en Dios (Juan 14,1), la fe nos permite entrar en una relación personal con Dios y descubrir así que en Él está el fundamento de nuestra vida, es experimentar la cercanía de Dios, su amor por mí y su salvación, en pocas palabras es la gracia de un encuentro con una persona, con todo lo que implica serlo, pero esta persona trasciende los límites de lo sensible y está más allá de nuestra comprensión, aun así se revela estableciendo una comunicación con el hombre que lo busca. La fe entonces nos hace entrar en la dimensión de Dios, una realidad no asequible a primera vista pero que nos envuelve completamente.

2. La fe genera un producto existencial de gran importancia: manifiesta lo mejor de nosotros mismos, nuestros valores más elevados. La relación con Dios que la fe nos permite gozar no nos deja intactos, la fe nos abre a la acción salvadora de Dios y nos transforma, nos hace mejores no en cuanto a que seamos superiores que los demás sino en cuanto que somos mejores que nosotros mismos, la fe conlleva a la acción en el amor (Santiago 2,18).

3. Por último hay que mencionar que la fe no nos deja ser indiferentes ante los demás, la fe nos descubre nuestra responsabilidad ante las necesidades de nuestros semejantes y los problemas del mundo, por lo cual el creyente se dispone a llevar a cabo lo que le corresponde y más en la construcción del reino de Dios, de un mundo mejor, sin utopías ni engaños pues el sentido cristiano de la lucha por el mundo es dar la vida por los demás (Juan 15,13).

De esta manera, si queremos gozar realmente de la fuerza de la fe, no debemos reducirla a un recurso subjetivo para salir de apuros ni a un cúmulo de sentimientos agradables, tampoco a un conjunto de ideas o a un código moral, la fe es mucho más que eso. “Creer es fiarse con toda libertad y con alegría del proyecto providencial de Dios sobre la historia, como hizo el patriarca Abraham, como hizo María de Nazaret. Así pues la fe es un asentimiento con el que nuestra mente y nuestro corazón dicen su «sí» a Dios, confesando que Jesús es el Señor. Y este «sí» transforma la vida, le abre el camino hacia una plenitud de significado, la hace nueva, rica de alegría y de esperanza fiable” (Benedicto XVI, catequesis del 24 de Octubre de 2012).

“Por tanto, también nosotros, ya que estamos rodeados de una nube de testigos, liberémonos de todo impedimento y del pecado que continuamente nos asalta y corramos con perseverancia en la carrera que se abre ante nosotros, fijos los ojos en Jesús, autor y perfeccionador de nuestra fe”

Hebreos 12,1-2a

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s