El Papa Humilde

papa-benedicto-xvi-151Soy muy joven, de eso no hay duda, a mis 28 años de edad he vivido pocos acontecimientos de esos que trascienden la historia; como hombre de fe (y de razón) me sorprendió muchísimo todo el drama y la expectación de la agonía y muerte de Juan Pablo II, beato ya, a quien se le ha apodado de “magno” por la singular grandeza de su figura y carisma. Su sucesor en cambio debería apodarse “mínimo”, pues Benedicto XVI no llama la atención, discreto, sencillo, pequeño y hasta temeroso, así se le ve de lejos, y al menos mediáticamente lo han sometido a un gran número de palizas, es tan fácil criticarlo que casi surge espontáneamente.

Pero yo escribo hoy para quebrar una lanza por él, y lo hago en el nombre del Señor, siempre me sentí cerca de su pensamiento y muy admirado de esa forma humilde pero valiente de ser, que la verdad es muy escasa en los católicos de este tiempo. ¿Qué cosa positiva se puede decir de un Papa que renuncia en lugar de quedarse hasta morir en su puesto como el anterior? ¿no es eso negar la Cruz de Cristo? Lo que este hombre está haciendo, su decisión, por sorprendente y desagradable que nos parezca, es en realidad un signo luminoso de una coherencia cristiana como pocas ha habido entre los sacerdotes de los últimos tiempos de la Iglesia, y para prueba están sus propias palabras.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino.” Palabras dirigidas al consistorio ordinario 11 de Febrero de 2013

“Mi verdadero programa de gobierno es no hacer mi voluntad, no seguir mis propias ideas, sino de ponerme, junto con toda la Iglesia, a la escucha de la palabra y de la voluntad del Señor y dejarme conducir por Él, de tal modo que sea él mismo quien conduzca a la Iglesia en esta hora de nuestra historia.” Homilía de la Misa de inicio de su pontificado 

“Peter Seewald: Por tanto, ¿puede pensarse en una situación en la que usted considere apropiada una renuncia del papa? BXVI: Sí. Si el papa llega a reconocer con claridad que física, psíquica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio, tiene el derecho y, en ciertas circunstancias, también el deber de renunciar”. Libro Entrevista Luz del Mundo

Hacer la voluntad de Dios es actuar como Cristo, y no puede haber mejor forma de ser cristiano que ser como Cristo, he ahí la profunda y profética coherencia del Papa. Benedicto XVI, gracias por todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s