Flash Bíblico Mt 5,48

ps51b“Sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto”

Mateo 5,48

Este es uno de los versículos más exigentes del Evangelio, se encuentra por así decirlo en el núcleo del llamado Sermón de la Montaña (Mateo capítulos 5,6,7), un discurso en el que Jesús anuncia una nueva forma de vivir, una nueva forma de ser más coherente con Dios, más fiel a su voluntad, nuevos valores (las Bienaventuranzas, 5,1-12) que constituyen a los discípulos en “sal de la tierra y luz del mundo” (5,13-16), Jesús pide una nueva justicia que lleve al perdón y a la reconciliación, una pureza de corazón más exigente (5,27)  y una caridad tan grande que hasta los “enemigos” entren en ella, todo esto para luego rematar el capítulo 5 con el versículo que nos ocupa.

Pero ¿quién puede ser perfecto? ¿acaso no nos justificamos de nuestras fallas diciendo precisamente que “nadie es perfecto”?¿no es una comparación injusta? Todo esto es razonable, sin embargo las palabras ahí están y por algo están, nos ayudará a comprender su significado preguntarnos qué clase de perfección es de la que Jesús habla; no se trata, obviamente, de la perfección de las habilidades o conocimientos, ni siquiera de una mera perfección moral. Se trata de ser perfectos en el Amor, porque Dios es amor (1 Juan 4,8) y solo en una profunda comunión con Él será posible tal perfección, para ser buenos con todos, para amar incluso a los que nos hacen daño, para ser generosos con nuestra propia vida, una forma de vida tan amorosa que cada “otro” tenga su lugar que le corresponde en mi corazón y sea tratado por mí como lo que es: una persona, un hijo de Dios.

¡Qué importante y necesario es esto! Hay que empezar a practicarlo ahora, no conformarme con ser “bueno” a mi manera, serlo de verdad, amando de verdad. Comencemos hoy por no animalizar a los demás, no cosificar a los que están a nuestro lado, saber que son personas, tratarlos como tales y estar atentos a sus necesidades, a sus problemas, que una puerta se abrirá y podremos mostrarles amor, también nosotros recibiremos amor…¿no es eso lo que Cristo quiere?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s