María Inmaculada, don para la humanidad

INMACULADA CONCEPCION DE MARIA

El 8 de diciembre de 1854 el Papa Pio XI proclamaba ay definía el dogma de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María con las siguientes palabras:

“declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús, Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles…” (Bula Ineffabilis Deus)

María, por un admirable designio divino ha sido librada del pecado original desde su concepción, no por mérito propio sino como participación anticipada en la redención obrada por Jesucristo su hijo, nuestro Señor. Esto significa que los efectos eternos y trascendentes de la Muerte en Cruz y la Resurrección de Cristo han sido aplicados a María desde el momento de su concepción en el vientre de su madre; una cosa que sin duda Dios puede hacer y ha hecho y que de ningún modo está en contradicción con su designio salvador o con el dato de la Revelación, de hecho aunque la Biblia nunca lo menciona explícitamente podemos encontrar una alusión a ello en Lucas 1:28 donde María es llamada por el ángel “llena de gracia”. Esta verdad ha sido creída y afirmada por el pueblo católico desde la antigüedad y forma parte del depósito de fe, de la Tradición, Justino, Ireneo, Cirilo de Jerusalén, Agustín y muchos otros padres de la Iglesia testimonian la fe en la “absoluta pureza y santidad” de la Virgen María (de hecho los ortodoxos la llaman “la toda santa” pero no comparten con nosotros el dogma).

El dogma ha tenido su propia evolución y desarrollo, han existido dudas sobre el mismo en el transcurso de la historia, de hecho ha sido así con todos los dogmas incluso con el de la Santísima Trinidad, pero la Iglesia actúa bajo la inspiración del Espíritu Santo al establecer los dogmas y definir así con claridad lo que todos debemos creer porque ha sido revelado, la definición dogmática simplemente explicita la certeza de fe alcanzada por el pueblo de Dios sobre algún punto en particular y la declara vinculante para todos los católicos.

María ha sido redimida por Cristo, como toda la humanidad puesto que la salvación obrada por él es universal, simplemente ella ha sido redimida desde su concepción, nosotros desde el Bautismo, ella se vio libre de la inclinación al pecado, más no de la tentación puesto que ni Jesús lo fue y él es Inmaculado por sí mismo, nosotros en cambio debemos luchar con la concupiscencia, tal es la sabiduría y la omnipotencia de Dios, que actúa siempre libre y soberanamente, lo que ha hecho con nuestra Madre amada es un signo, una primicia de lo que seremos cuando sean consumadas todas las cosas en Cristo. Pidamos la gracia de ser fieles como ella lo fue para participar un día de la gloria de la que ella misma goza ahora, pues en nada disminuye Dios por mostrarse grande con sus hijos, amar a María y bendecirla en esta solemnidad de su Inmaculada Concepción es glorificar a Dios por las maravillas que hace y de las que poseemos ya una prenda, tendremos plena posesión de ellas cuando gocemos de la va futura, de la contemplación feliz de Dios todopoderoso.

Comments

  1. Silverio Zaragoza says:

    Estupendo articulo sobre la Inmaculada Concepción de la Virgen Maria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s