San Francisco de Sales

z_francisco_salesHoy celebramos a San Francisco de Sales (Sales, Italia 1567-Lyon, Francia 1622), hijo de una familia acomodada, mostró desde muy temprana edad una piedad que iba más allá de lo acostumbrado por los niños de su tiempo, de joven tuvo inquietudes vocacionales que lo acercaron cada vez más al sacerdocio, fue ordenado en 1593 y y se hizo misionero en una zona de influencia calvinista, donde fue echado por los habitantes y tuvo que vivir a la intemperie de manera rudimentaria y evitando intentos de asesinatos e incluso ataques de lobos. Pudo, sin embargo, convertir a algunos de aquellos al catolicismo por medio de textos apologéticos que él mismo escribía y distribuía. Fue nombrado obispo coadjutor de Ginebra y llegó a ser obispo titular de la misma ciudad en 1602,  la sede de la diócesis se encontraba fuera de Ginebra por estar ésta tomada por los protestantes seguidores de Calvino. Fue un obispo insigne, entregado al ministerio de la predicación y de la reforma del clero, dotado así mismo de un entusiasmo por convertir a los protestantes y atrajo a muchos a la Iglesia Católica por medio de sus escritos, promoviendo la adoración eucarística y sobre todo con la dulzura de sus palabras, “yo he repetido con frecuencia que la mejor manera de predicar a los herejes es el amor, aun sin decir una sola palabra de refutación contra sus doctrinas”.

Fundó además, junto con Santa Juana de Chantal, la orden del Visitación de María. Falleció en 1622, canonizado por el Papa Alejandro VII en 1665, recibe el título de Doctor de la Iglesia por sus obras y su vida ejemplar en 1877, es considerado el santo de la Amabilidad por sus grandes esfuerzos por mitigar su carácter y por su trato afable y sereno con todos, a quienes siempre recibía con un rostro sonriente. Patrono de los escritores y de la prensa católica, pues fue un gran impulsor de la misma como instrumento eficaz de evangelización, algunas de sus obras son Introducción a la vida devota, Tratado del amor de Dios, Defensa del estandarte de la Cruz Controversias.

124-st-francis-de-sales-eglise-d-hannevilleUn santo que estuvo a la altura de su tiempo, que jamás protesto por las circunstancias adversas en que ejerció su ministerio sacerdotal y episcopal, y que a pesar de ello mantuvo un talante dulce y amoroso inclusive hacia sus enemigos, dulzura con la cual conquistó para el Señor muchos corazones. San Juan Bosco pondría bajo su protección la orden por el fundada, de ahí que se les llame salesianos. San Francisco de Sales fue un gran defensor de la verdad con palabras y obras, pero fue ante todo su eminente caridad la que lo hizo famoso en su tiempo y le dio sus éxitos como misionero y pastor, un ejemplo a seguir para cualquier cristiano; guarda también especial importancia su enseñanza sobre la universalidad de la devoción cristiana, que ha de ser practicada por todos pero cada cual según su estado, enseñanza que promovió principalmente en Introducción a la vida devota y que tuvo una gran influencia entre los laicos de su tiempo.

Que Cristo, el Señor, nos conceda por la intercesión de este siervo suyo, el fervor misionero y la dulzura de carácter para llevar muchas almas al cielo, pero sobre todo el gran amor que San Francisco de Sales tuvo por Dios, para que cada uno según su estado de vida sepa practicar aquellas virtudes que nos pide el Evangelio de la Salvación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s