San Pablo, historia de una transformación

conversion_pablo_rubensHoy celebramos aquel encuentro maravilloso de Saulo de Tarso, judío fariseo y perseguidor de la naciente Iglesia, con Jesús de Nazaret, Cristo, quien en el camino de Damasco lo sorprendió y le dio un giro completo a su vida hasta llegar a ser San Pablo, el apóstol de los gentiles; sus escritos, que forman parte del NT lo mismo que el libro de los Hechos de los Apóstoles hacen llegar hasta nosotros su notable personalidad y la radicalidad de su conversión, después de aquel encuentro con el Señor.

“Cuando estaba ya cerca de Damasco, de repente lo envolvió un resplandor del cielo, cayó a tierra y oyó una voz que decía ‘Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?’ Saulo preguntó ‘¿quién eres, Señor?’ La voz respondió ‘Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Levántate, entra en la ciudad y allí te dirán lo que debes hacer'” Hechos 9,3-6

Desde entonces todo fue diferente para Saulo de Tarso, ciego fue llevado a Damasco, donde un seguidor de Jesús llamado Ananías vino e imponiéndole las manos le devolvió la vista, fue bautizado y se convirtió en un enérgico evangelizador, sería el instrumento escogido para extender entre los pueblos paganos la Palabra del Señor y formar aquellas primeras comunidades cristianas que formaban la primitiva Iglesia. Sus propias palabras, recogidas en las cartas que se le atribuyen, describen con cuanto celo y fervor se entregó a la causa de Cristo, despreciando pruebas y persecuciones con tal de ganar para Dios un pueblo nuevo, signo clarísimo de la profundidad de la conversión experimentada, el centro de gravedad de toda su existencia no será otro que el nombre de Jesucristo, Hijo de Dios, en quien Dios ha reconciliado a los pueblos, comprándonos con su sangre y por quien hemos recibido la vida nueva en el Espíritu Santo.

Saint_Paul_Ananias_Sight_RestoredEste encuentro con Cristo resucitado fue para él no solo una visión sino una auténtica iluminación (2 Corintios 4,6) , una revelación (Gálatas 1,15-16), un evento que le dio una vocación completamente nueva e inesperada, en la cual Pablo encontraría el sentido de su existencia a la par que un camino de pruebas y dificultades en el que habría de dar testimonio de su amor por Cristo, hasta la muerte. Su vida y sus enseñanzas son una valiosa lección para quienes nos decimos cristianos, porque nos muestra la identidad a la que debemos constantemente aspirar, una que esté caracterizada absolutamente por el encuentro con Jesús de Nazaret, donde Él ocupe el centro de nuestra existencia y la ilumine con una nueva luz para que conozcamos “lo bueno, lo agradable, lo perfecto” (Romanos 12,2). Que su intercesión nos ayude a darlo todo por Aquel que se entregó en la Cruz para salvarnos, y que con su mismo celo vayamos por todo el mundo a compartir la vida nueva en Cristo.

conversion de san pablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s