Vida 7

image

En estos últimos días he tenido la oportunidad de vivir algunas experiencias nuevas que ahora quiero compartir.

En primer lugar la película Little Boy, que tiene al célebre Eduardo Verástegui como productor y que presenta un relato de fe entre ingenuidad y valor, me ha ayudado a reflexionar sobre mi propia fe en una nueva perspectiva; he recordado que gran parte de mi existencia transcurre en la oración por los que me rodean y sus necesidades, cuando lo hago estoy seguro de que se hará la voluntad de Dios, pero me he dado cuenta que muchas veces lo hago con una actitud de resignación que casi raya en la desconfianza, como si dijera “está bien, yo rezo por ti para que te tranquilices, pero en el fondo sé que nada pasará”…Little Boy, un filme ampliamente recomendable, me ha devuelto la llamada del Señor a tener fe, pero una fe tal que aunque se sabe en completa sumisión a la voluntad divina sabe también que Aquel al que invoca es el que todo lo puede: “todo es posible para el que tiene fe” (Marcos 9,23).

Esta experiencia se ha visto reforzada por las enseñanzas del Padre Ghislain Roy, un párroco canadiense discípulo del Padre Emiliano Tardiff, que se dedica al ministerio de sanación y liberación, de él he aprendido ha “renunciar explícitamente al mal y tomar autoridad en el nombre de Jesús” para sanar y liberar…una forma de orar que estoy empezando a practicar con mis fieles.

Una última experiencia, no menos importante, fue la Misa que tuve oportunidad de celebrar en la Basílica de Guadalupe; ahí, teniendo detrás de mí la sagrada imagen que el Espíritu Santo nos dejó como recuerdo de la visita de Santa María a nuestras tierras mexicanas, me sentí sobrecogido, como protegido por un gran amor precisamente en el momento en que yo, indigno servidor, ejercía el sacerdocio de su hijo Jesucristo en le Eucaristía, sacrificio de alabanza que se realiza en nuestra patria gracias al signo guadalupano que facilitó el acceso a la fe de los nativos mexicanos. Una fe que está llamada a robustecerse cada día, una fe que se mantiene viva bajo la intercesión de la Madre de Dios.

Comments

  1. Claudia Concepcion Garcia Rodriguez Claveria. says:

    Padre que experiencia tan grande le regalo El Señor a traves de nuestea Madre. Que Dios lo siga fortalecirndo y su fe siga acrecentandose dia a dia para que nos siga transmitiendo a la luz del Espiritu Santo el amor de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s